23 de abril de 2013

Pascua Misionera: Recemos por las vocaciones en los territorios de misión

Lunes, 22 de abril: Oceanía
«Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo pastor» (Jn 10, 16).
Cristo abre su corazón para mostrarnos un gran deseo: atraer a sí a aquellas personas que aún no le conocen. Él sí las conoce, pero espera que reconozcan su voz cuando las llama a la fe, cuando las invita a formar parte de su familia, la Iglesia.

Martes, 23 de abril: Europa
«Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy
la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano»
(Jn 10, 27-28).
Quienes forman parte de la Iglesia reconocen la voz de Jesús, la escuchan con atención y ponen todos los medios para seguirle. El Maestro llama a algunos discípulos a estar más unidos a Él y a ser enviados para anunciar el Evangelio en otros lugares. Son los misioneros, que salen a colaborar con Jesús en el cuidado y formación de las nuevas comunidades cristianas.

Miércoles, 24 de abril: América
«El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado. Y el que me ve a mí, ve al que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas» (Jn 12, 44-46).
En este Año de la fe que celebramos, la Iglesia proclama este pasaje evangélico. La fe es un don que nos viene directamente de Dios. Él ha tomado la iniciativa y ha salido a nuestro encuentro. Este don es una luz que ilumina nuestra vida y la vida de quienes han sido llamados a seguirle más de cerca, los misioneros.

Jueves, 25 de abril: Asia
«Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado» (Mc 16, 15-16).
El evangelio de Marcos recoge en su final estas palabras, que tanto han resonado, primero, en el corazón de los apóstoles; luego, en el de miles de misioneros. Hoy, fiesta de San Marcos, golpean también el nuestro, para que, reconociéndonos deudores del Bautismo recibido, salgamos de nosotros mismos y vayamos a decir a otros lo que hemos visto y oído.

Viernes, 26 de abril: África
«Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. [...] Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos» (Mt 5, 14.16).
En este Tiempo de Pascua luce el cirio pascual, encendido en la Vigilia de Resurrección. Es Cristo, luz del mundo. Así dice Jesús que han de ser sus discípulos, como una luz que ilumina y da calor. La fe de los cristianos brilla y da claridad para que otros puedan seguir por el camino de la fe.

Domingo, 28 de abril: JORNADA DE VOCACIONES NATIVAS
«Cuando salió [Judas del cenáculo], dijo Jesús: “Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijitos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros” (Jn 13, 31-33a.34-35)».


Os animamos a uniros a esta interesante iniciativa que nos hará estar día a día más unidos a las vocaciones en lo territorios de misión: http://ompes.blogspot.com.es/

También en la red social de Facebook se ofrecen testimonios de los seminaristas que han sido ayudados por la Obra de San Pedro Apóstol el año pasado: https://www.facebook.com/OMPEspana