Lema

D. Antonio Evans presenta el lema que aquí compartimos. Se suele actualizar cada quince días, impregnando la vida de nuestra comunidad para la quincena que ocupa.



"Que no te salpique la tristeza" (Pp. Francisco, cf Eg 2)


∗ La tristeza brota como consecuencia de
Un corazón cómodo y avaro…
La búsqueda enfermiza de placeres superficiales…
Tener una conciencia aislada…

∗ Conscientes de que se persevera en la alegría solo cuando:
Se está con Él: oración, arrebato, consagración del corazón.
Se adquiere su manera de ser: misericordia y paciencia.
Se realiza su misión: compromiso adulto, opción preferencial.