Lema

D. Antonio Evans presenta el lema que aquí compartimos. Se suele actualizar cada quince días, impregnando la vida de nuestra comunidad para la quincena que ocupa.



"Señor, dame esa agua..." (Jn 4,15)

∗ Sed, necesidades vitales: crecer, vivir, realizarse, ser felices…

∗ Es insaciable, puede llevar a dudar de todo, a desesperación…

∗ Jesús es el portador del Don que sacia...:
Agua viva, Dios mismo, el Espíritu Santo.
Se convierte en un surtidor de vida, gracia, amor...
Responde a todas nuestras ansias.

∗ Invita a hacer nuestra la petición: “Señor, dame de esa agua…”:
Que calma, sacia, llena…
Que posibilita vivir en armonía y paz…
Que genera vida, amor, vida eterna…