Lema

D. Antonio Evans presenta el lema que aquí compartimos. Se suele actualizar cada quince días, impregnando la vida de nuestra comunidad para la quincena que ocupa.



"¡Ay de mí si no anunciare el Evangelio!" (1Cor 9,16)



* Anunciar lo recibido, compartir el camino y la verdad que conducen al sentido de la existencia.
* En Cristo y en su Iglesia se encuentra el tesoro que llena de alegría la vida.
* Gracias a la fe:
* Se encuentra el fundamento de los anhelos y la fuerza para realizarlos.
* Se da sentido al sufrimiento, a la pobreza, a tanto rostro desfigurado…
* El mal se convierte en un estímulo para amar cada vez más.
* La Cruz enseña la lógica divina del ofrecimiento como anuncio del Evangelio para vida del mundo

* El amor de Cristo consume a quien arde y hace crecer, ilumina y vivifica a quien se ama